El Ecommerce se ha convertido en un revulsivo para el comercio en todos los sectores. Las plataformas E y el UX Design han ayudado a que estas tiendas virtuales vayan generando beneficios. A pesar de este optimismo no hay que olvidar que el UX está enfocado en mejorar la experiencia de usuario E. Las tiendas físicas siguen siendo las favoritas de un alto porcentaje de clientes que prefieren tocar el producto, hacer las preguntas que estimen oportunas y comprarlo. A continuación, glosamos una serie de consejos fundamentales para que cada persona que entre en un ecommerce online no eche de menos nada de lo que puede encontrar en una tienda cercana a su domicilio.

Consejos prácticos

Para mejorar el engagement de cualquier página web es importante no olvidar los siguientes aspectos:

Usabilidad. Una tienda física permite que el comprador vea el producto, que lo toque, que sea posible leer la etiqueta, que busque su talla y una larga serie de acciones por todos conocidas. En una tienda online es fundamental ofrecer exactamente lo mismo salvo la posibilidad de tocar el artículo. Las fichas de producto han de ser muy detalladas. Cuantas más fotos haya de cada referencia, mejor. Es decir, un cliente potencial tiene que conocer medidas, peso, colores disponibles y todo lo referente a lo que desea comprar de un simple vistazo.

Contenido. Igual que como sucede en una tienda a pie de calle, el negocio online debe tener una filosofía reconocible por cada persona. Los contenidos de una web han de ser positivos, alentadores y estimulantes de cara a conseguir cualquier tipo de objetivo. Añadir contenido multimedia, opiniones reales de clientes y todo lo que contribuya a trasmitir una forma de entender el comercio distinta, pero efectiva, son actividades más que recomendables.

Proceso de compra sencillo. Se trata de vender lo máximo posible y de manera inmediata. El carrito de la compra ha de estar siempre visible. El cliente debe introducir su dirección de envío, su correo electrónico y su forma de pago en minutos para lograr la conversión. No es necesario perderse en farragosos formularios que pueden provocar la huida de ese cliente potencial. En los métodos de pago es fundamental incluir todos los existentes para que la compra se termine y se consiga el objetivo principal: vender.

Envío gratis. Es uno de los grandes escollos del ecommerce. En muchas ocasiones, el envío supone añadir hasta un 20% más al precio del artículo, lo que provoca, lógicamente, que un cliente potencial prefiera una tienda de su ciudad a la que así le trata. Negociar con empresas de transporte una tarifa plana y ofrecer envío gratuito son la base del inicio de una línea ascendente en lo que a beneficios se refiere.

Email marketing efectivo. La dirección de correo electrónico de cada cliente es una puerta abierta a que esa persona regrese a comprar. He ahí la importancia de las diversas campañas de email marketing que se emprendan. Cada mensaje debe estar lleno de contenido orientado a los gustos y a las búsquedas que esa persona ha hecho. Evitando enviarle el mismo correo a todos los clientes se consigue personalizar la oferta y, como es lógico, mejorar los resultados. En este apartado entran las promociones exclusivas por ser cliente. Usar la preventa de artículos o adelantar las rebajas unos días para los mejores clientes son opciones tan sencillas como efectivas.

Esperamos haberle expuesto una serie de consejos para que su Ecommerce ofrezca una experiencia de usuario tan práctica como recomendable para sus intereses. Todo sea por convertir su negocio online en una opción más para los clientes del sector en el que está especializado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *