La integración del software para la gestión de información del producto, PIM (Product Information Management -por sus siglas en inglés) es cada vez más recurrente en los sistemas gestores de contenidos para tiendas online, como Magento y Prestashop.

Así como los comercios electrónicos suman cada vez más productos, marcas, proveedores, cantidades en stock, precios y promociones en diversos países, los compradores van más allá de mirar solo una imagen del producto. Los usuarios buscan opiniones, comparaciones, ofertas y, como siempre lo han hecho, todos los detalles y atributos de lo que quieren comprar.

Partiendo de estas necesidades, de la empresa y del comprador, la instalación de un software PIM se convierte en una herramienta clave que va más allá de la mera organización de un catálogo, ya que ofrecen información de calidad y datos de gran utilidad para el usuario.

Al centralizar la información de los productos, los procesos se simplifican, y se invierte menos tiempo en los procesos particulares, y más en mejorar la experiencia del consumidor, lo que al final se traduce en fidelidad en las compras online.

También hay que destacar que un software de este tipo también puede ser de provecho para gestiones de los canales offline. La multicanalidad con la que cuentan hoy en día los usuarios es cada vez mayor, por lo que las facilidades que ofrece la gestión de información del producto se extienden al manejo de catálogos de papel, organización de la tienda física o capacitación de comerciales que deben conocer completamente el producto.

PIM: Un sistema uniforme

Gracias a su característica principal de plataformas de código abierto, tanto Magento como Prestashop, permiten la integración de las PIM con la finalidad de ofrecer un servicio mucho más completo que los ERP (Enterprise Resource Planing), que a suelen estar incluidos, pero son mucho más básicos.

Un sistema PIM es más completo porque se nutre de la información que hay en el ERP y organiza de manera automática los datos para tener mayor calidad y el mínimo margen de error posible.

Evitar que la información de los productos se almacene de manera fragmentada y en distintos sistemas, es uno de los principales beneficios que se logra con la integración de un sistema PIM externo.

Datos como:

  • descripción
  • atributos
  • características técnicas
  • información multimedia y del proveedor
  • textos de marketing
  • enlaces
  • opiniones
  • videos

quedan combinados y organizados por este software, que ofrece una estructura donde las fichas de detalles muestran calidad y uniformidad, facilitando sin duda el manejo de la tienda online y minimizando los errores y las devoluciones por parte de los clientes.

Tomando en cuenta la plataforma que utilice en su negocio online, debe tener presente que las soluciones PIM suelen ser más relevantes para minoristas, bienes manufacturados y de consumo. Sin embargo, siempre dependerá del tipo de negocio y de consideraciones como:

  • Cantidad de productos
  • Frecuencia de cambios y ajustes en los datos de los productos
  • Negociaciones en línea (pagos, devoluciones, etc.)
  • Volumen de pedidos
  • Estructura del sitio de venta
  • Organización de la información
  • Existencia de catálogos electrónicos.

Al repasar estos factores, puede determinar la necesidad y utilidad que le brindaría la integración de un software para la gestión de información del producto.

Una solución, dos plataformas líderes

 

Según las previsiones de la edición 2018 del informe European Ecommerce elaborado por la organización Eurocommerce, en el continente europeo el crecimiento del comercio electrónico en 2018 será del 13%, hasta superar los 602.000 millones de euros, casi el doble que en 2013, cuando facturó 307.000 millones, lo cual indica que han sido 5 años de aumento constante y con tendencia a que continúe.

 

Asimismo, el informe de Ecommerce Benchmark Spain, edición 2016, publicado por el Observatorio de Ecommerce y Transfomación Digital, destaca que la plataforma más utilizada para el comercio electrónico en España es Magento con mayoría de implantaciones activas, sumando un 41,1%, mientras que Prestashop ocupa el segundo puesto con un 16,1%.

 

Al centrarnos en estas plataformas líderes y la integración de una solución PIM, cabe destacar que se necesita llevar a cabo un procedimiento detallado y con atención, que evitará dolores de cabeza posteriores por fallos de instalación.  Para esto puedes contactar con Ydral, que realiza integraciones/sincronizaciones entre ecommerce y PIM, que te podrán asesorar como empresa especializada en el canal ecommerce, para que logres una perfecta integración del software.

 

Los requisitos técnicos para una extensión externa son fundamentales y, para cualquiera de las dos plataformas, se necesita cerca de una semana para la configuración y entre dos y tres semanas para pruebas internas, antes de poner en marcha el servicio PIM, ya que es vital que la información se sincronice correctamente.

 

Otra recomendación muy útil es ir agregando el catálogo de manera escalonada, comenzando con pocos productos y poca información. Las imágenes y los atributos personalizados suelen ser los más problemáticos, por lo que las semanas de prueba permiten detectar incidentes internos antes de poner en marcha el software por completo.

 

Sin duda la integración de una solución para la gestión de información de los productos es beneficioso para cualquier tienda online que lo pueda aprovechar al máximo, por lo que es un desarrollo que debe estar en manos de personas preparadas y con conocimientos suficientes en las plataformas de base.

 

Las ventaja serán para ambas partes. Para el comerciante porque tendrá un mejor control y manejo sobre su negocio y para el comprador porque tendrá una experiencia satisfactoria en su paso por la tienda online.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *