Vender en Amazon puede resultar muy útil a la hora de captar nuevos clientes. Esta plataforma cuenta con 6,5 millones de usuarios solo en España, por lo que aprovechar su experiencia puede ser, sin duda, una gran ventaja. Se calcula que un 54% de las ventas a nivel mundial se realizan en plataformas digitales como Amazon o Alibaba.

¿Es un riesgo vender en Amazon?

Es cierto que muchos vendedores pueden tener la percepción de que Amazon es su competencia. Por ello, es normal que exista la creencia de que esta plataforma puede perjudicarles.

En parte, no les falta razón, ya que este gigante de las ventas ha desbancado a cientos de pequeños negocios. La facilidad de uso, la comodidad y la rapidez con la que operan; por no hablar de los precios competitivos que ofrecen, son un motivo por el que muchos usuarios lo prefieren por encima de una tienda tradicional.

Su filosofía ha llevado al colectivo de pequeños y medianos comerciantes a generar una sensación de rechazo a la plataforma. Pero no resulta todo tan malo. Como se ha comentado anteriormente, se pueden aprovechar muchas de las ventajas que nos ofrece.

Cómo aprovechar Amazon para ganar clientes

En primer lugar, es importante quitarse la imagen de Amazon como competidor que terminará con los pequeños comercios. Una vez superado este prejuicio, analicemos cómo sacarle provecho.

La primera gran duda que suele asaltar a un vendedor cuando se plantea utilizar Amazon para vender sus productos es el tema del precio. ¿Cómo competir con sus ofertas? ¿Cómo igualar los precios tan bajos que ofrecen?

Hay que tener una cosa clara, cuando se venden los productos propios por Amazon, no debe buscarse sacar un gran margen. El objetivo que hay que tener en mente cuando se llama a su puerta es el de captar nuevos clientes.

Vender en Amazon resulta bastante sencillo. Es una plataforma en la que confían millones de usuarios. Opera en prácticamente todo el planeta y cuenta con una facilidad de uso inigualable.

Poner los productos en Amazon reportará en ventas de manera casi segura. Sin embargo, conseguir ventas no quiere decir conseguir beneficios económicos. Al menos a corto plazo.

Los márgenes que conseguiremos vendiendo productos en esta web serán, con toda seguridad, muy bajos. Entonces, ¿qué beneficio se saca con ello?

– Rapidez. Crear una tienda en la plataforma es casi inmediato, por lo que vender, también lo es.

– Tráfico. Muchos de los clientes que consumen en su página, pueden interesarse por otros productos relacionados que se encuentren en la web del cliente.

– Costes. Abrir la tienda no tiene coste alguno.

– Imagen de marca. Otra ventaja es el darse a conocer. Cuando partimos con una marca nueva, los inicios son muy duros. El cliente no conoce la empresa y aún no es consciente de sus ventajas. Por eso, poder situar los productos en el mercado es muy importante.

Con Amazon, poder empezar con nuevos productos resulta más sencillo. La plataforma ya es un símbolo de confianza para muchos consumidores, por lo que pueden no plantearse que se trata de una marca nueva. Si lo ofrece Amazon, debe ser de buena calidad.

Y es que, la confianza es algo que no tiene precio. Poder devolver un producto con facilidad si no es del agrado y recibirlo de manera rápida en casa son dos de los grandes pluses que ofrece Amazon.

Una vez la marca se ha hecho un nombre, serán los usuarios los que la busquen directamente. Además, es recomendable ayudarse con promociones en redes sociales para aumentar las posibilidades de éxito.

Vender en Amazon debe ser considerada como una estrategia a medio y largo plazo. Las agencias de marketing digital también están aprovechando esta plataforma para ayudar a sus clientes.

Por ello una integración de las plataformas Prestashop o Magento con Amazon pueden ser una apuesta de renovación de los canales de venta online.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *